La caballería de camellos: la fuerza del desierto

17/10/2020

 

 Fuente: El Vuelo del Khalifa, Roger Talbot Kelly, 1899. Pintura sobre óleo. Museos Nacionales de Liverpool.

 

El camello fue ampliamente utilizado con fines militares en las regiones más desérticas y hostiles del planeta, demostrando ser una gran baza para una guerra móvil y de resistencia. Repasamos su trayectoria y evolución como fuerza militar.

 

 

Características y ventajas

 

El camello es utilizado para el transporte y carga por muchos pueblos y culturas del desierto. Es una bestia muy eficiente, capaz de recorrer 50 kilómetros con un peso de 200 kilos. Asimismo, es capaz de aguantar una semana sin agua ni comida y no perder la eficiencia. Puede soportar bien los cambios de temperatura del desierto (de 50 a – 40 grados durante la noche en los desiertos fríos). En cambio, tiene una alta sensibilidad a la humedad y no consigue nadar o cruzar ríos.

 

 Dromedario con silla de montar (Rahla). Mauritania, Fotografia de 2010 Fuente: Wikipedia

 

El camello es más alto, resistente y más adaptable que el caballo en los terrenos desérticos; sin embargo, el caballo es un animal más maniobrable, disciplinado, fuerte y rápido en términos generales, en definitiva, más preparado para la guerra. No obstante, Heródoto cuenta que el olor del camello desorienta y asusta a los caballos, por lo que pronto se utilizó a los rumiantes como una unidad anticaballería. Además, y también de manera temprana, se usó no solo como caballería de choque con infantería armada con lanzas largas, sino también para disponer de arqueros montados con alta movilidad. Un uso más defensivo es aquel en el que se emplea al camello como barrera o muro animal para proteger a la infantería o a los arqueros y al mismo tiempo para evitar cargas de caballería. De este modo, los camellos serán equipados con protecciones e incluso se intentará blindarlos a modo de caballería pesada. La silla de montar para camellos, llamada Rahla en el Sáhara, será un elemento imprescindible para su manejo y se remonta a varios siglos antes de nuestra era en Arabia y llega a África entre los siglos i-ii d. C., adaptado por culturas como los tubus, los bereberes o los tuaregs.

 

 Ilustración de Angus McBride. Ancient Armies of the Middle East (Oxford: Osprey, 1981)

 

Primero empleos

 

Las primeras menciones de camellos en la guerra aparecen en la Biblia, refiriéndose a distintos reinos árabes. Josué luchó contra los amelekitas en Refidim, los cuales usaban guerreros a camello. Gideón, durante el periodo de los Jueces de Israel, luchó contra jinetes a camello madianitas. No obstante, el primer uso conocido en batalla fue durante la Batalla de Qarqar (853 a. C.), cuando el rey árabe Gindibu aportó más de 1000 camellos a la coalición antiasiria. El resultado de la batalla se considera inconcluso.

 

Siglos después fue utilizado de forma efectiva por los persas. Ciro empleó 300 camellos en su conquista de Lidia (Batalla de Tymbrae, 547 a. C.) con la finalidad específica de desorientar a la caballería lidia. Colocó un muro de camellos protegiendo sus arqueros y cuando la caballería enemiga cargó esta reculó ante el olor de los camélidos, por lo que los arqueros pudieron infligir mucho daño a sus enemigos. También Jerjes los empleó masivamente durante las guerras médicas, todos con arqueros árabes montados.

 

 Derrota de Creso, 546 aC. Walter Hutchinson, 1877. History of the nations vol 2. Fuente: Wikipedia

 

El uso de arqueros a camello se convirtió en habitual en Arabia y fue ampliamente utilizado por nabateos y palmirenses (siglo i). Por aquel entonces Roma, que se encontraba en su apogeo, quiso copiar esta táctica militar y demostró que los camellos serían más efectivos que los caballos en las fronteras desérticas del imperio.

 

 

Roma

 

Hay constancia de que los emperadores Trajano y Adriano crearon cuerpos de caballería de camellos, los llamados dromedarii. La primera unidad fue la Ala I Ulpia Dromoedariorum Palmyrenorum compuesta por 1000 jinetes a camello y fue creada por Trajano en Palmira. Posteriormente, se incorporó una unidad de caballería de 35 camellos a la Cohors XX Palmyrenorum (siglos ii-iii), que tenía como cuartel general Dura-Europos (situada en el actual este de Siria). La caballería de camellos sería una unidad muy efectiva como tropas auxiliares, de guardia y vigilancia de las fronteras y como escolta de las legiones. Los romanos utilizarían indistintamente camellos dromedarios (Camelus dromedarius) y bactrianos (Camelus bactrianus). No existía una clasificación específica del cuerpo de camellos, pero se cree que se clasificaron como unidades de infantería o quizás equites. Un caso singular es el registro de la incorporación de un dromedario llamado Cronius barbasatis a la turma (escuadrón de caballería) de Egipto, comandada por el decurio Salviano.

 

 Dromedarii Romano. Fuente: Pinterest

 

Persia

 

En Persia se realizó una mejora especial al intentar crear una caballería de camellos blindada. Se seguía el estilo de la caballería pesada catafracta, llamada Grivpanvar, una de las grandes bazas de los ejércitos partos y sasánidas. El jinete iba armado con una larga lanza Kontus (1,8 m) y también con una espada larga y un arco. Se protegía tanto al jinete y al camello con una armadura.

 

 

Mundo medieval

 

En los ejércitos árabes medievales, el camello desempeñó un papel importante. En las primeras conquistas de Mahoma los camellos fueron muy utilizados. Hay constancia de jinetes a camello árabes luchando contra persas y bizantinos. Posteriormente, en los ejércitos de Saladino, el camello se empleó en las Cruzadas como fuerza auxiliar de caballería de arqueros y también para el transporte. Las temibles hordas mongolas, (que eran en realidad auténticas caravanas en movimiento con hombres, mujeres, animales y todo tipo de utensilios y cargas: la esencia del nómada) iban acompañadas de un número importante de camellos bactrianos. Los tamborileros eran los encargados de tocar los naccara, o tambores de guerra, a lomos de su camello.

 Fuente: Arre Caballo https://arrecaballo.es/edad-media/los-mongoles/el-ejercito-mongol/

 

Tamerlán fue un conquistador turco-mongol que dio un nuevo y arriesgado uso a los camellos. Durante la batalla de Delhi (1398), lanzó camellos llameantes contra los imponentes elefantes enemigos.

 

 

 

Protección para la cabeza de un camello (Shaffron). Turquía, siglo XVII. Metropolitan Museum of Art. Nueva York Fuente: https://www.metmuseum.org/art/collection/search/31874

 

 

 

El zamburak

 

El desarrollo de la pólvora y los cañones cambiaron para siempre las tácticas militares durante los inicios de la Edad Moderna. Los tres grandes imperios islámicos del momento, otomano, safávida y mughal fueron conocidos por su capacidad militar y su apuesta por la artillería. En este contexto y en una geografía donde es particularmente difícil la movilidad de la artillería pesada (altiplano iranio), se encuentra en el camello una solución para la movilidad y ataque con artillería ligera. Los zamburak o zamburakchi son artillería ligera montada a camello. El arma utilizada fue variando, desde pequeños pedreros hasta falconetes y ya en tiempos modernos rifles. Tras encontrar una buena posición de tiro, el camello se ponía de rodillas y entonces el artillero desmontaba y, apoyándose en el animal, se disponía a abrir fuego. Esta unidad destacó por su movilidad y por su efectividad a campo abierto y en terrenos difíciles, perfecto para emboscadas. En cambio, eran poco útiles para grandes asedios, su alcance y precisión eran limitados, además de ser un blanco fácil para artillería de gran calibre.

 

 Zamburak o Zamburachi persa

 

La artillería ligera de camellos fue ampliamente utilizada por la dinastía persa safávida (1501-1736), Afshárida (campañas de Nader Shah, siglo xvii), la dinastía Qajar (1785-1925), así como por los pueblos afganos sikh o pashtun entre los siglos xvii y xix. También los mongoles dzúngaros utilizaron los camellos tanto como artillería ligera como en forma de muro defensivo (Guerras sino-dzúngaras 1690-1756).

 

 

La caballería de camellos napoleónica

 

Durante su campaña expedicionaria a Egipto y Siria, Napoleón creó un cuerpo especial de caballería de camellos, el «Cuerpo de dromedarios» que se mantuvo activo entre 1799 y 1801. Tras sufrir incursiones por parte de jinetes beduinos, el 9 de enero de 1799 se crea una fuerza formada por camellos bactrianos con la intención de frenar estos ataques. Se forman dos escuadrones con un total de 600 camellos y se entrena a soldados expertos durante un mes en el dominio y maniobra del animal. Cada soldado va armado con mosquete y lanza y lleva consigo provisiones de comida para él y su camello. Cuando el enemigo está muy cerca, el soldado desmonta y combate a pie.

 

 El cuerpo de camellos napoleónico (1799-1801) Fuente: Wikipedia

 

A pesar de tener algunos inconveniente, como la falta de maniobrabilidad del animal y la facilidad con la que el soldado podría marearse debido a los ondulantes movimientos del animal, el cuerpo fue un rotundo éxito. Los camellos demostraron que podían realizar largas marchas durante días sin sufrir problema alguno; aunque parezca sorprendente, podían avanzar a una velocidad importante, incluso perseguir y alcanzar a los caballos árabes en tramos cortos. Las incursiones beduinas fueron frenadas con efectividad. El cuerpo de dromedarios fue también un elemento clave para la vigilancia, para la mejora de las comunicaciones y para la entrega de mensajes.

 

Tropas coloniales

 

Tras este precedente, muchos imperios coloniales europeos emplearán cuerpos de camellos en sus colonias situadas en África y Asia. En todos los casos, los jinetes se reclutarán a las tribus del desierto, grandes conocedoras del terreno. Sus funciones básicas serán la de tropas auxiliares, como vigilancia y policía colonial. El Imperio otomano con una larga tradición en el uso de camellos, los empleó de forma importante antes y durante la primera guerra mundial con base en Yemen y Hejaz.

 

 Tropas otomanas en el desierto del Negev (1915). Library of Congress. Estados Unidos.

 

El imperio británico

 

Los británicos habían empleado tropas a camellos en la decisiva batalla de Plassey en la India (1757). En el siglo xix los británicos adoptan los sowars indios (tropas nativas de caballería con una larga tradición en el uso de camellos) como base para la creación del Bikaner Camel Troops, el cuerpo de camellos del Raj británico. Fue fundado por el Maharajá Gandha Singh en 1889 con 500 unidades. Participó de forma muy efectiva en las campañas de Oriente Medio y Egipto durante la Gran Guerra. Este cuerpo permaneció activo tras la independencia de la India. En 1975 fue desmantelado como cuerpo militar, pero se mantiene activo en la actualidad como parte de la Border Security Force (BSF) y está presente en las ceremonias militares.

 

 

 Bikaner Camel Troops (1896, autor desconocido) Fuente: http://www.bl.uk/onlinegallery/onlineex/apac/photocoll/other/019pho0000015s5u00038000.html

 

En Somalilandia los Bikaner Camel Troops se habían empleado para frenar la rebelión de Mad Mullah (1902-1904). Tras esta experiencia en una región inestable con frecuentes rebeliones derviches y en un terreno propicio para el empleo del camello, se creará el Somaliland Camel Constabulary y, posteriormente, las Somaliland Camel Corps (1914 - 1944). Participarán en la derrota definitiva de Mullah (1919) y durante la segunda guerra mundial desempeñarán un papel auxiliar importante. En los inicios de la guerra, la unidad estaba formada por 1400 hombres. Serán derrotados durante la ofensiva italiana (batalla de Tug Argan) y quedarán prácticamente desmantelados (1940). Sin embargo, el cuerpo será refundado dos años más tarde y colaborará en la derrota italiana y frenaráa  los bandidos (1942-1944).

 

En el contexto de la primera guerra mundial y dentro del Cuerpo Expedicionario Egipcio se formó la quizás más conocida y relevante de las tropas a camello: la Imperial Camel Troops (ICC) (1916-1919). Su origen se encuentra en tropas australianas que regresaban de la campaña de Gallipollí y que acabarían formando los primeros cuerpos de camellos en Egipto; para su creación siguieron el modelo de Somaliland Camel Corps y emplearon los camellos ya entrenados de la Bikaner Camel Troops con la finalidad de patrullar por la región del Sinaí y el Canal de Suez. Si bien inicialmente su número era reducido, pronto se desplegarán cuatro batallones con una fuerza de más de 4000 hombres montados, dos batallones australianos, un batallón neozelandés y un batallón inglés. Los batallones estaban apoyados por escuadrones de ingenieros, ametralladoras, una ambulancia, un tren y con una alta presencia del ejército indio británico.

 

 Imperial Camel Troops Fuente: Imperial War Museums https://www.iwm.org.uk/collections/item/object/205195228

 

La brigada de camellos fue un importante protagonista en el campo de batalla del norte de África y Próximo Oriente. Primeramente, fueron destinados a Libia en la lucha contra los rebeldes Senussi. A continuación, los batallones se destinaron a las campañas del Sinaí y Palestina contra el Imperio otomano; pronto se convierten en un soporte fundamental para la caballería y participan en importantes batallas como Magdhaba (1916) o Rafa (1917) o en la primera y segunda batalla de Gaza (1917), donde sufrieron numerosas pérdidas. En 1918 algunas unidades participan en la revuelta árabe de T. E. Lawrence con misiones de sabotaje al ferrocarril de Hiyaz. Las tropas imperiales de camellos son desmanteladas en 1919 con un balance de 340 unidades perdidas.

 

 Memoral de la ICC en Victoria Embankment Gardens, Londres

 

El caso de Francia

 

Méhariste, que se podría traducir como caballería de camellos, fue el nombre con el que se designó a los cuerpos de camellos franceses. Sus primeros empleos datan de 1844, cuando un cuerpo de infantería montada desempeñó un papel crucial en la penetración del desierto de Argelia. Sin embargo, su creación oficial es posterior. Creados como una sección de la Armée D’Afrique (1902), sus bases se situarán en el interior de Argelia (Ouargla, Adrar, Tamanrasset). La mayoría de sus miembros formaban parte de la tribu chambaa, expertos criadores de camellos que vestían ropajes tradicionales, mientras que los oficiales eran franceses. Su misión consistía en la gendarmería y la vigilancia del desierto. Pronto se crearon nuevos cuerpos méharistes: en la colonia de África Occidental (Armée Coloniale) para controlar la región sur del Sáhara y empleando a los tuaregs, y en Siria durante el mandato francés de Siria y el Líbano (Arméé du Levant, 1920).

 

 

Méharistes franceses contra Tuaregs. La Petite Journal, 1910. Fuente: https://monlegionnaire.wordpress.com/

 

Durante la segunda guerra mundial, la Francia libre empleó méharistes agrupados dentro de las «compañías saharianas» en Argelia, Libia y Túnez. El uso de cuerpos de camellos franceses finaliza con la independencia de Argelia en 1962.

 

 

Alemania

 

En tiempos del Imperio alemán se formó el cuerpo de jinetes a camello dentro de la Fuerza de protección del África Sudoccidental Alemana (actual Namibia). Este cuerpo, equipado con dromedarios, se formó en 1904 bajo la tutela del mayor Theodor Leutwein y del teniente Lothar Von Trotha. Esta fuerza, considerada infantería montada, formaba parte de la séptima y octava compañía de la Schutztruppe con base en el Kalahari. Existieron varios criaderos en el interior y en el sur de la colonia. Las tropas a camello fueron utilizadas durante la rebelión Herero y Nama (1904-1908) y también durante la primera guerra mundial.

 

 

 Patrulla alemana a camello. Fuente: Pinterest

 

Italia

 

A ejemplo de Francia, Italia también empleará tropas nómadas de camellos como gendarmería en sus colonias africanas: los Zaptié o Zaptié meharista. Zaptiye significa «policía» en turco. Tras la conquista italiana de Libia (1911), estas serán desplegadas por la Cirenaica y la Tripolitania. En Somalia y Eritrea, colonias italianas desde finales del siglo xix, se emplearán con la misma finalidad los dubats («turbantes blancos») a partir de 1924. El mayor italiano Camillo Bechis fue puesto al mando de los dubats para la defensa de las inestables fronteras y la vigilancia ante los frecuentes ataques de los indígenas somalíes y de los etíopes al norte. La tropas de dubats a camello también participaron en la dura conquista de Abisinia (1935-1936).

Dubats o Turbantes blancos en Somalia (1925)

 

 Fuente: https://it.wikipedia.org/wiki/Dubat

 

España

 

En la colonia española del Sáhara español (actual Sáhara Occidental) se aprueba la Mía de Camellos de Cabo Juby (1926) con la finalidad de defender la integridad del territorio y no limitarse a la plaza costera. Las dificultades económicas posponen el despliegue y desarrollo del cuerpo. En 1928 se establecen las llamadas Tropas de Policía del Sáhara, dentro de las cuales se organizará un cuerpo de unidades montadas a camello. Desde los años 30, este grupo pasará a llamarse Tropas Nómadas del Sáhara. Los policías montados seguían el modelo méhariste italiano y francés: la mayoría de los reclutados pertenecían a la etnia saharaui (con algunas tribus más aptas que otras), que vestían largas túnicas y turbantes azules; también había presencia de algunos regulares y Mehal-la marroquíes, mientras que los altos cargos y oficiales eran españoles. Con el paso de los años, gran parte de las tropas nómadas se mecanizó, pero se mantuvo un cuerpo de camellos hasta 1975.

 

 1935. TENIENTE DE INFANTERÍA CARLOS DE LA GÁNDARA CON LA SECCIÓN A CAMELLO DE RIO DE ORO LLEGA A LA GÜERA ESCOLTANDO UNA CARAVANA. Fuente: http://www.hermandadtropasnomadas.com/

 

El experimento americano

 

Los Estados Unidos probaron de forma experimental el uso de camellos con fines militares. Tras la aprobación de la propuesta por parte del Congreso, se encargó al oficial Henry Constantine Wayne la creación de un Cuerpo de Camellos de los Estados Unidos (1856-1866). El objetivo era el transporte y la carga, así como la mejora de las comunicaciones en las regiones áridas de Texas, Arizona y Nuevo México. Compraron dos manadas, unos setenta animales entre dromedarios y camellos bactrianos, llevando consigo cinco camelleros expertos. Tras varias pruebas, los resultados fueron dudosos. Aunque los animales demostraron una gran capacidad y resistencia para realizar viajes y expediciones en condiciones extremas, también mostraron su incompatibilidad con los caballos y mulas: el intenso olor de los camellos provocaba reacciones violentas. Por otro lado, los camellos tampoco consiguieron intimidar a los indios. El cuerpo fue abandonado tras el estallido de la guerra civil y muchos de sus animales fueron subastados. Hubo avistamientos de camellos en el suroeste de los Estados Unidos hasta principios del siglo xx.

 

 

 Carga de camellos. Gwinn Heap. Iustración de un informe de Jefferson David al Senado de los Estados Unidos. 1857 Fuente: Wikipedia

 

Algunas batalles en las que los camellos contribuyeron a la victoria

  • Batalla de Tymbrae (547 a. C.): El muro de camellos persa provoca el descontrol de los jinetes lidios.

  • Batalla de Nisibis (217): Las tropas partas de Artabano IV, basadas en la caballería pesada de catafractos, se enfrentan a las legiones romanas de Macrinus. Las cargas de la caballería parta (caballos y camellos) tienen éxito inicial, pero la infantería romana acaba resistiendo y acaba pidiendo la paz tras un sangriento encuentro.

  • Batalla de Delhi (1398): Tamerlán, que observa la retirada de sus tropas ante el imparable avance de los elefantes indios, pide a sus hombres que llenen de heno y aceite a los camellos; luego les prende fuego y los lanza contra los elefantes, provocando el terror en las filas enemigas.

  • Batalla de Ulun Butung (Mongolia interior, 1690): El muro de camellos ideado por el caudillo mongol Galdan se muestra efectivo para bloquear la artillería china.

  • Batalla de Gulnabad (Irán, 1722): Los pashtunes, en aplastante inferioridad numérica, emplean de forma efectiva 100 zamburaks contra los persas.

  • Batalla de Yeghevârd (Armenia, 1729): Tras eliminar la artillería pesada otomana, los más de 500 zamburaks de Nader Shah avanzan abriendo fuego contra el centro del ejército turco, inflingiendo graves daños.

  • Batalla de Karnal (India, 1739): Dice la leyenda que el Shah de Persia colocó camellos cargados de petróleo en primera línea, encendió las reservas y los ordenó cargar causando el terror entre los elefantes indios que aplastaron a su propio ejército. Los que es verídico es que Nader empleó sus centenares de zamburaks y caballería de élite persa de forma magistral.

  • Batalla de Abu Klea (Sudán, 1885): Las camellos pesados del ejército británico, situados en el centro, bloquean y causan estragos en el ataque derviche.

  • Batalla de Omdurmán (Sudán, 1898): Una de las batallas con más presencia de camellos. En esta decisiva victoria británica frente a los mahdistas, el cuerpo de camello egipcio desempeña un papel destacado; por otro lado, en el bando mahdista participan cientos de jinetes a camello.

  • Batalla de Magdhaba (Sinaí, 1916): Uno de los principales combates de la Imperial Camels Troops. Al mando del ANZAC australiano, el cuerpo contribuye a la conquista de los reductos otomanos y ayuda al transporte de heridos y al suministro de agua.

 

 

 Tropas australianas del ICC en Magdhaba, 1916. Pintura de Harold Septimus Power, 1925. 

Fuente: Australian War Memorial. https://www.awm.gov.au/collection/ART09230

 

Legado

 

Durante la segunda guerra mundial, los soviéticos hicieron uso de un batallón de 1000 camellos en las estepas de Kalmyk para el transporte de cargas pesadas. Hoy en día, países como Marruecos, Mauritania, Jordania, Egipto o India tienen patrullas fronterizas y fuerzas paramilitares montadas a camello. También las fuerzas por el mantenimiento de la paz de la ONU en Etiopía y Eritrea utilizan dromedarios. La historia ha demostrado que el camello es el mejor aliado del hombre en el desierto.

 

 

 

 

Para conocer la larga historia militar de los elefantes de guerra, aquí, en el blog del Coloso de Rodas. Para saber más consulta: 

  • https://www.geriwalton.com/napoleon-and-his-camel-corps/

  • http://www.hermandadtropasnomadas.com/index.php/historia/historia-los-grupos-nomadas-de-policia

  • https://www.iwm.org.uk/history/10-incredible-photos-of-the-imperial-camel-corps

  • https://blogs.lt.vt.edu/cameldomestication/2014/04/03/camel-cavalry/

  • https://www.defensemedianetwork.com/stories/camels-at-war/

 

Etiquetas:

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Buscador

Entrevistas

Qué opinan las voces más destacadas sobre los asuntos más candentes.s

Series

Diversos temas tratados con mayor profundidad y extensión en formato de series de artículos monotemáticos

colabora.jpg

¿En desacuerdo con este artículo?

Si quieres quieres criticar o complementar este texto, si no compartes su perspectiva, no lo dudes, haznos tu propuesta a la redacción.

Please reload

Revista Libertalia

Filosofía y Humanidades

  • Twitter - Revista Libertalia
  • Facebook - Revista Libertalia
  • LinkedIn - Revista Libertalia
  • SoundCloud - Revista Libertalia

Revista Libertalia es un proyecto sin ánimo de lucro ni línea editorial centrado en la filosofía y las humanidades.

 

Nuestro objetivo es promover la reflexión seria y profunda entre gente joven de dentro y fuera de la academia, tratando los diversos temas de forma compleja, pero con un lenguaje claro y directo.

 

Si estás interesado en colaborar con nosotros no lo dudes, enviándonos tus textos; nuestro equipo estará a tu disposición para acompañarte en el proceso de edición y publicación;  o bien ayudándonos a financiarnos a través de Patreon. 

Recibe la Newsletter