Economía de los primeros Varegos y los eslavos

 

 La invitación de los varegos: Riurik y sus hermanos llegan a Staraya Ladoga. Viktor Vasnetsov

 

Mientras que los noruegos y los daneses emprendieron aventuras comerciales o de piratería hacia el oeste siendo los protagonistas de numerosos mitos y leyendas, los procedentes de Suecia también se lanzaron hacia el este a una aventura muy diferente, mucho más difusa y mítica que la de sus parientes por la falta de fuentes escritas. Se sabe poco de esta parte de la historia, pero han quedado testimonios y restos arqueológicos que, como piezas de un puzle, pueden reconstruir la curiosa sociedad mixta que se fraguó entre los invasores y las tribus autóctonas. Los varegos, al igual que los vikingos, salieron de Escandinavia a finales del siglo VIII por la sobrepoblación, la falta de recursos, y la construcción de jerarquías cada vez más definidas. Se encontraron un escenario muy diferente al de sus parientes; mientras los vikingos hallaron estados definidos, como Northumbria en Inglaterra o el propio reino de Francia, los cuales contaban con riquezas propias, los varegos sólo vieron los primitivos asentamientos eslavos y los de los seminómadas búlgaros y jázaros, en lugar de mares que conectaban diversos reinos encontraron larguísimos ríos que podían ser practicados con sus naves “drakkar”.

 

Pese a que ya existían proverbiales rutas de comercio entre las diferentes tribus eslavas y los jázaros y búlgaros, los varegos las depuraron y establecieron numerosos asentamientos en sus orillas. Los varegos pudieron haber hecho aventuras puntuales, pero prefirieron establecerse en la zona permanentemente sobre los eslavos. Si su objetivo principal era el de conseguir riquezas parece ser que vieron más rentable la explotación continuada del territorio mediante impuestos a los nativos y el comercio que el esporádico saqueo. Además las tierras colindantes a los ríos Volga y Dniéper eran ricas en las materias que pretendían vender: madera, pieles, miel y esclavos. Del califato abasí y Constantinopla volvían con productos de lujo orientales y dinero en forma de monedas de metal precioso, normalmente plata. Como ejemplo de la magnitud de estas macro rutas comerciales que se unían a las del resto de Europa en Escandinavia: no solamente hay numerosos hallazgos de dinares árabes en el curso del rio Volga, sino que también se han llegado a encontrar numerosas de estas monedas en el tesoro de York en Inglaterra (y otras procedentes de los actuales Afganistán y Uzbekistán).

 

 Rutas de comercio en Europa del Este entre los siglos IX y X d.C.

 

Pese a la tribalidad de los eslavos de la zona, la existencia de centros urbanos pre-escandinavos es un hecho innegable, puesto que la crónica de Néstor (escrita por un monje del Monasterio de las cuevas de Kiev entre el año 850 y el 1110 d.C. cuyo nombre era Néstor) nos menciona que la tribu de los slověnos (eslavos del lago Ilmen) construyeron la ciudad de Nóvgorod y que los poljanos construyeron la ciudad de Kiev. Estos hechos, junto con numerosos hallazgos arqueológicos demuestran que hubo eslavos que se asentaron en poblados que servían de centros de comercio con los búlgaros y los jázaros, unas tribus serían las que posteriormente se relacionaron más con los varegos.  Pero también la crónica nos menciona a otras tribus, que vivían en los bosques, como los drevljanos, que parece ser que eran mucho más incivilizados que sus parientes sedentarios. Desconocemos hasta qué punto la existencia de éstas otras tribus es real o mítica, pero de haber sido real, cabe suponer que habrían formado la mayor parte de las exportaciones de esclavos de origen eslavo debido a que, al no ser sedentarios, no habría forma de ejercer ningún tipo de poder sobre ellos o cualquier forma de recaudación de tributos, y al ser tribales, supondrían un menor reto a la hora de los enfrentamientos con los Varegos y su posterior captura. Pero lo más seguro es que los esclavos exportados hayan sido producto de la expansión militar varega tanto sobre eslavos como de cualquier otro origen, ya sean los propios guerreros enemigos hechos prisioneros de guerra como simples campesinos hechos prisioneros mediante razias.

 

Según se nos cuenta en la crónica, al principio los varegos se impusieron sobre la mitad de las tribus eslavas en el año 859 d.C. y las obligaron a pagar tributo. Tan sólo 3 años después, en el 862 d.C., los eslavos expulsaron a los varegos y volvieron a autogobernarse. Ante las dificultades que suponía el gobierno decidieron invitar al mítico personaje Riurik junto con sus hermanos para que los gobernase, todos varegos, comenzando así la dinastía Rurikovich (hijos de Riurik) que gobernaría la Rus de Kiev y la mayoría de sus principados sucesores hasta la muerte de Basilio IV.

 

“Nuestra tierra es grande y fecunda, pero no hay orden en ella. Venid a reinar y a gobernarnos”.

 

Para entender por qué los eslavos pidieron el regreso de una corte extranjera que había guerreado contra ellos; debemos ver los cambios que la llegada de los primeros varegos produjo en las sociedades tribales eslavas, las cuales se vieron superadas a la hora de gestionar estos nuevos elementos. Lo cierto es que, pese a la existencia de poblados previos a los varegos, éstos eran bastante precarios y carecían de estructura defensiva alguna, con la nueva corte político militar, los asentamientos se engrandecieron y fortificaron al estilo escandinavo. Ésta transformación urbana se piensa que fue la causa principal de la rápida pero paulatina desaparición de las tribus eslavas como forma de organización político-social (180): en una ciudad aparecen nuevos sistemas económicos y de producción, surgen las primeras diferencias de clase entre el campesinado agrario y los artesanos, y también comienza la separación política entre los gobernados y gobernantes, los cuales pasaron a ser los propios propietarios de las ciudades. Estos nuevos sistemas son incompatibles con la organización de tribu, y afectaban muchísimo más allá de los límites de la ciudad, puesto que ahora se necesitaba una mayor producción agraria para abastecer a las urbes, por lo que se puede decir que el desarrollo de los eslavos estaba condicionado necesariamente a la nueva aristocracia militar-comercial dirigente.

 

Tampoco se tiene muy claro si en ésta primera época el sistema político fue idéntico de los encontrados en Escandinavia o sobre si mutó de forma particular con las formas y usos de los jázaros o los propios eslavos. Por ejemplo, en las crónicas de los musulmanes que trataron con los varegos, como el persa Ahmad ibn Rustah, se nos dice que los rus tenían un kahan, y que era el de los jázaros. Esta curiosa situación podría deberse a que, durante los primeros años de presencia varega en el curso del alto Volga, pudieran haber comprado derechos de paso a los jázaros a cambio de servicios militares en calidad de mercenarios, o bien que ciertamente los primeros escandinavos rindiesen vasallaje al kahn jázaro. Lo cierto es que los escandinavos acabaron por ser indistinguibles de los eslavos pasadas pocas generaciones, como atestiguan los nombres de sus monarcas, primero escandinavos (Riurik o Askold), y muy poco después nombres eslavos (Yaroslav o Vladimir), o como atestiguan los hallazgos arqueológicos cerca de Kiev, donde la clase dirigente pasó muy rápido de tener enterramientos escandinavos a otros plenamente eslavos. La conversión religiosa al animismo eslavo también parece ser plausible. Además en la crónica de Néstor se nos cuenta cómo en los tratados de paz y comercio entre Bizancio y la Rus los griegos juran por la cruz, mientras los varegos deben jurar por Perún, el dios eslavo del trueno.

 

Los antiguos eslavos no se diferenciaban mucho entre ellos desde el punto de vista étnico o lingüístico, lo cual propició siempre el comercio entre las diferentes agrupaciones. Pese a ello, parece que no tuvieron una moneda común hasta que llegaron los varegos, que a partir del siglo XI introdujeron un complejo sistema de pesos y medidas, lo que favoreció mucho el comercio interior y exterior. En la crónica de Néstor se nos mencionan las grivnas (homónimas con la actual moneda oficial de Ucrania): las había de pieles, pero las de plata consistían en un peso establecido de unidades de forma cilíndrica o rómbica. Ésta “moneda” era muy cara, ya que se nos menciona que; en la época, se podía comprar un caballo con dos o tres de éstas.

 

 Grivnas en el museo histórico estatal  de Moscú

 

Esta figura económica no sólo favoreció el comercio, sino también la estructuración de un sistema de tributos, éstos tributos, lejos de estar organizados, eran muchas veces los mismos que impusieron los anteriores señores de la región (jázaros), muchas veces en forma de pieles, lo que nos podría indicar o bien una incapacidad administrativa para la formulación de nuevos tributos, o bien un deliberado mantenimiento de los tributos preexistentes para tratar de no alterar la estructura socio-económica de las tribus conquistadas. La naturaleza de la imposición de tributos variaba según las circunstancias. Si bien tenían un origen recaudatorio, podían aumentarse punitivamente contra alguna tribu que se había revelado. Tampoco están muy claros los intermediarios en el proceso de recaudación: parece ser que en las tribus eslavas seguían teniendo su propia aristocracia pese a estar bajo el dominio de los varegos, que podían exigir tributo por ciudades o por casas.

 

 

“Oleg empezó a luchar contra los drevljanos y, habiéndolos vencido, les impuso el tributo de una marta negra a cada uno.” – Código de Néstor

 

Ésta recaudación de impuestos, como digo, estaba muy lejos de un sistema estructurado con garantías legales o una regularidad estipulada. En la crónica se nos narra cómo la mesnada de Igor de Kiev, celosos de la riqueza de otras mesnadas, convencen a Igor para que recaudase impuestos de los drevljanos para beneficio mutuo. Es decir, pese a que los impuestos eran mensuales o estacionales, éstos podían también ser arbitrarios, esta suposición es más fuerte si cabe sabiendo que justo después de recaudar el impuesto, Igor mandó a la mayor parte de su mesnada con el tributo hacia Kiev mientras él volvía, de nuevo, a cobrar tributo. La codicia de Igor levantó el recelo de la tribu de los drevljanos, quienes lo mataron cuando volvió a cobrarles mayor tributo.

 

“Cuando el lobo se acostumbra a las ovejas, se lleva una a una a todo el rebaño si no lo matan. Si nosotros no lo matamos, acabará él con todos nosotros” – Mel, príncipe de los drevljanos

 

La invasión de los varegos a las tierras de las tribus eslavas puso las bases a un poderoso reino que unía el mar Báltico con el mar Negro estructurado y organizado de corte feudal. Pese a la indudable naturaleza violenta de esta invasión, lo cierto es que la población autóctona acabó por beneficiarse del desarrollo urbanístico, económico, político y comercial que supuso la llegada de los varegos, quienes en pocas generaciones acabaron por mezclarse con los eslavos hasta ser inconfundibles con ellos. Estos procesos (que se magnificarían con la posterior cristianización) supusieron un encauzamiento del desarrollo de Europa del Este en la misma dirección que Europa Occidental.

 

  • K.Hanak Walter, The Khazars in the shadows of kievan political thought, The Nature and the Image of Princely Power in Kievan Rus’ (2013), Leiden Boston,  BRILL ACADEMIC PUB, 135-149.

  • Zaroff R., -Organized Pagan Cult in Kievan Rus'. The invention of foreign elite or Evolution of local tradition-

  • Pavel M. Dolukhanov, L. (1996), “The vikings and the Rus” The early slavs ,Michigan university, Routledge Taylor and Francis Group (p 146 - 200)

  • Damián Cano Borrego Pedro N. (2014), Los Rus y los dírhams. Numismático digital.

  • Traducción de Encinas Moral Ángel Luis, M. (2004), Relato de los años pasados, Madrid Miraguano Ediciones, 1-68.

  • (2005),  Русь в IX – XIV вв.: взаимодействие Севера и Юга, Варяги на Верхней Волге, Moscú,  Академиздатцентр "Наука", 72-77. 

  • (1980),  Зварич В.В., ГРИВНА, Словарь нумизмата  4-е издание, Lvov.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Buscador

Entrevistas

Qué opinan las voces más destacadas sobre los asuntos más candentes.s

Series

Diversos temas tratados con mayor profundidad y extensión en formato de series de artículos monotemáticos

colabora.jpg

¿En desacuerdo con este artículo?

Si quieres quieres criticar o complementar este texto, si no compartes su perspectiva, no lo dudes, haznos tu propuesta a la redacción.

Please reload

Revista Libertalia

Filosofía y Humanidades

  • Twitter - Revista Libertalia
  • Facebook - Revista Libertalia
  • LinkedIn - Revista Libertalia
  • SoundCloud - Revista Libertalia

Revista Libertalia es un proyecto sin ánimo de lucro ni línea editorial centrado en la filosofía y las humanidades.

 

Nuestro objetivo es promover la reflexión seria y profunda entre gente joven de dentro y fuera de la academia, tratando los diversos temas de forma compleja, pero con un lenguaje claro y directo.

 

Si estás interesado en colaborar con nosotros no lo dudes, enviándonos tus textos; nuestro equipo estará a tu disposición para acompañarte en el proceso de edición y publicación;  o bien ayudándonos a financiarnos a través de Patreon. 

Recibe la Newsletter