Reseña: "Sapiens. Una breve historia de la humanidad", Yuval Noah Harari (ed. Debate, 2014)

14/09/2019

Suzanne D. Williams @scw1217

 

 

Si nuestro apreciado lector ha pasado últimamente por cualquier gran librería o incluso por las que se pueden encontrar en la zona Duty Free de cualquier aeropuerto, es muy posible que se haya encontrado con este bestseller internacional. A primera vista se podría pensar que el libro de Yuval Noah Harari -puede adquirirse aquí- hace un repaso de los acontecimientos más relevantes desde el inicio de nuestra especie hasta la actualidad, como correspondería a un texto que pretende explicar una "breve historia de la humanidad”. Se podría considerar que efectivamente ese es el objetivo del libro, pero eso sería verdad solo a medias. El lector no debe esperar un mero repaso del devenir de las grandes civilizaciones, de épicas conquistas militares o de grandes avances tecnológicos. Sí, hay una buena parte de eso, pero Harari nos reserva también otros alicientes.

 

El libro se divide en cuatro partes, correspondientes a cuatro grandes procesos que la humanidad sufrió para cambiar irremediablemente hasta lo que somos hoy: la revolución cognitiva, la revolución agrícola, su unificación y la revolución científica. Harari no se limita a hacer una mera descripción de los elementos más relevantes de estos procesos, sino que pone un gran énfasis en señalar sus causas y sus consecuencias para nuestra especie, aunque también para las demás especies con las que convivimos y para el mismo planeta. Destaca una constante invitación al lector a reflexionar sobre las implicaciones de estos procesos de cambio. ¿Qué supuso la capacidad para cazar y dominar las demás especies del planeta? ¿Qué cosas buenas y malas han traído las religiones? ¿Por qué la investigación científica fue más prolífica en algunos países que en otros? El autor israelí sugiere respuestas para estas preguntas y otras tantas, pero más allá de éstas (que son naturalmente discutibles) la agradable sorpresa que nos encontramos en este libro es la invitación a hacer nuestro propio proceso de reflexión y a constatar que pueden existir respuestas que no son aparentemente las más evidentes.

 

 Para ejemplificarlo, véase todo lo que hace referencia a la revolución agrícola. Es comúnmente aceptado que este proceso supuso un antes y un después para la humanidad, aportando un nivel de producción de alimentos sin parangón anterior que propició el crecimiento de las comunidades humanas e incrementó su bienestar. Sin embargo, Naval pone en cuestión este último punto. Es cierto que la acumulación de excedentes alimentarios propició el crecimiento demográfico y en cierta medida también el comercio, pero, ¿la vida de los agricultores era mejor que la de los cazadores-recolectores? Naval expone que si tenemos en cuenta el número de horas que la agricultura conlleva, las patologías que nacieron debidas a ese duro trabajo y las relaciones de dominación que emergieron en las comunidades sedentarias, la respuesta sería negativa. Por contraintuitivo que parezca, las razones del autor son de peso, por lo menos de suficiente peso como para hacernos dudar.

 

 

Otro buen ejemplo de este interesante ejercicio atañe a los imperios. A lo largo de las últimas décadas, en occidente ha crecido una visión crítica con el pasado colonial e imperial de muchos estados. Naval reconoce que los territorios bajo dominio de diferentes imperios (no solo los occidentales en los últimos 500 años, también los antiguos imperios de oriente medio y Ásia) sufrieron una serie de crímenes y opresión por parte de las potencias dominadoras. No obstante, no todo lo que traían los imperios era negativo. Al hacer un repaso sobre distintas aportaciones que éstos realizaron, el inventario de aportaciones deja una sensación ambivalente, desde luego nada decantada hacia una enmienda a la totalidad de estas estructuras.

 

Sapiens aborda sin duda muchos temas interesantes para quien esté interesado en la historia, en la política, en la filosofía, etc. Ahora bien, hay que tener en cuenta el abordaje de tan amplia variedad de temas implica necesariamente una falta de profundidad. El lector puede quedar atrapado en la transmisión de conocimiento y en las reflexiones que Harari construye, pero leyendo sobre asuntos que le interesen en especial verá que su extensión finalizará pronto para dar paso a otros de los procesos que el libro aborda. Por ejemplo, hay un capítulo dedicado a la aparición del dinero y sus implicaciones para la humanidad, donde se explora las razones de su surgimiento y la lógica de su funcionamiento. Pues bien, que nadie espere encontrar aquí una explicación a fondo del funcionamiento de los sistemas financieros más modernos o de las crisis de esta índole que han sacudido la humanidad desde el siglo XIX. Por poner otro ejemplo, se explora también el binomio capitalismo - avances científicotecnológicos que nacieron en el Reino Unido en el siglo XVIII y propiciaron el dominio de los imperios europeos en el siglo XIX. Sin embargo, quien quiera conocer con mayor detalle los factores que facilitaron la revolución industrial, el funcionamiento de los imperios o los pormenores de los avances científicos y tecnológicos, deberá acudir también a obras más especializadas. No hay que olvidar que por mucho que los temas tratados en el libro y las reflexiones a su alrededor sean de gran interés, la naturaleza del libro no deja de ser divulgativa, eso sí. escrito de manera rigurosa a la par que amena. 

 

Para finalizar, hay una pregunta que sobrevuela toda la obra y que hacia su final es plenamente atacada. La humanidad ha sufrido grandes cambios desde sus inicios, pero, ¿nos han aportado más felicidad? Es cierto que tenemos mayor confort material, mayor esperanza de vida, una cercanía inédita en las vidas de todos los que habitamos el planeta, etc. Pero en aquello que nos hace felices e infelices, no somos tan distintos a nuestros antepasados. De hecho, Harari incluso se adentra brevemente en la bioquímica para plantearse este asunto. ¿Han valido la pena todos los cambios vividos desde que nuestro día a día consistía en cazar y recolectar comida para compartirla después cerca de una fogata? ¿Ha valido la pena el daño que hemos causado a las demás especies y al planeta, habida cuenta que no parecemos hoy más contentos y felices que en el pasado? El historiador israelí acaba preguntándose si puede haber algo más peligroso que unos dioses insatisfechos e irresponsables que no saben lo que quieren. Compartir o no estos temores corre a cuenta del lector.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Buscador

Entrevistas

Qué opinan las voces más destacadas sobre los asuntos más candentes.s

Series

Diversos temas tratados con mayor profundidad y extensión en formato de series de artículos monotemáticos

colabora.jpg

Si quieres quieres criticar o complementar este texto, si no compartes su perspectiva, no lo dudes, haznos tu propuesta a la redacción.

¿En desacuerdo con este artículo?

Please reload

Revista Libertalia

Filosofía y Humanidades

  • Twitter - Revista Libertalia
  • Facebook - Revista Libertalia
  • LinkedIn - Revista Libertalia
  • SoundCloud - Revista Libertalia

Revista Libertalia es un proyecto sin ánimo de lucro ni línea editorial centrado en la filosofía y las humanidades.

 

Nuestro objetivo es promover la reflexión seria y profunda entre gente joven de dentro y fuera de la academia, tratando los diversos temas de forma compleja, pero con un lenguaje claro y directo.

 

Si estás interesado en colaborar con nosotros no lo dudes, enviándonos tus textos; nuestro equipo estará a tu disposición para acompañarte en el proceso de edición y publicación;  o bien ayudándonos a financiarnos a través de Patreon. 

Recibe la Newsletter