Formarse una opinión sobre la Renta Básica: Charla con Juan Torres

Bryan Goff @bryangoffphoto

 

Hoy charlamos con Juan Torres, catedrático de Economía Aplicada, sobre su nuevo libro La renta básica (ed. Deusto, 2019), que, como dice en portada, incluye todo lo que hay que saber para formarse una opinión propia en un debate crucial del siglo XXI.

 

-¿Cuáles son las evidencias más importantes en favor de la viabilidad económica de la RB? ¿Y qué evidencias siembran más dudas al respecto?

 

No puede haber ese tipo de evidencia económica. Los problemas económicos, como en este caso sería financiar una RB si se deseara, no tienen soluciones económicas sino políticas. En este caso, una renta básica universal sería viable económicamente si hay voluntad política de financiarla. Si la pregunta fuese ¿sería viable financiar una renta básica con una cantidad X de euros? Entonces se podría responder pero la cuestión previa sería ¿por qué esa cantidad X y no otra? La respuesta es la que he dicho, porque políticamente se decide que sea una u otra

 

A la vista de lo que acabo de decir, está claro que lo que hace sembrar dudas sobre la posibilidad de financiar una RB universal es la negativa (política) a repartir los ingresos y la riqueza del mundo de otro modo (otra coa, naturalmente, es que se considere que poner en marcha una renta básica universal -por razones distintas a las referidas a su financiación es deseable).

 

 

-¿Qué conclusiones más o menos sólidas y generalizables permiten extraer los experimentos de RB realizados hasta el momento? (P.ej. ¿Se sigue trabajando? ¿Se desboca la inflación? ¿Cambia la situación de la mujer? ¿Se mejora en materia de sanidad, educación y crimen?)

 

Teniendo en cuenta que son muy diversos y que se han realizado en lugares o economías y sociedades muy diferentes me atrevería a señalar que las principales son que mejora el bienestar de la población que la recibe y también el general (por ejemplo, porque disminuye la delincuencia o el abandono escolar que son costosos para la sociedad en su conjunto); que disminuye la oferta de horas que se está dispuesto a trabajar en el empleo remunerado, aunque esta disminución no es ni mucho menos tan grande como para creer, como a veces se dice, que la población se haría vaga y no querría trabajar, aunque en algunos casos (como el de jóvenes o en el de las mujeres podría ser importante). Otros efectos es más difícil extraerlos. Como suelen ser experiencias reducidas no tienen mucho efecto sobre la demanda global y, por tanto, no suelen ser suficientes para mejorar el empleo por esa vía ni por la del incremento de cualificación que puede generar. En Irán (la experiencia más amplia de renta básica que se ha realizado) vino de la mano de una inflación importante pero, al coincidir con un embargo, tampoco se puede concluir que fuese sólo la renta básica la que lo produjera.

 

 

-¿De entre los diversos métodos de financiación que planteas cuál es, en tu opinión, el más viable, tanto económica como políticamente?

 

No me parece eficaz ni equitativo que se financie sólo por el IRPFSi se aceptara que la RB es la mejor vía como derecho de ciudadanía para instrumentalizar las políticas contra la desigualdad, contra el paro y la pobreza, creo que la forma más correcta de financiarla sería mediante una combinación de instrumentos fiscales y monetarios. (entre otras razones, porque obligaría a un redistribución de ingreso tan gigantesca hoy día que me parece políticamente inasumible) y hacerlo por vía monetaria obliga a ser muy cuidadoso para evitar que se desborde la liquidez. Mi alternativa sería la de utilizar figuras impositivas todavía apenas utilizadas pero que serán la base futura de los ingresos fiscales (gravando las transacciones financieras), impuestos directos como el IRPF pero en medida limitada y otros tradicionales pero después de mejorar su equidad y eficacia; y, finalmente, creación monetaria pero ad hoc y limitada y monedas complementarias.

 

 

-De qué modo van Parisj justifica legitimidad de la RBU. ¿Qué significa que el trabajo es “un don común”?

 

En realidad, es un recurso teórico. En pocas palabras, van Parisj considera que existe una especie de legado, de herencia común, de tal manera que el valor de todo lo que los seres humanos creamos en un momento dado es el resultado, en mayor o menor medida, de la utilización de esa herencia. Para escribir estas líneas, por ejemplo, yo me valgo en realidad del trabajo y del conocimiento, de la experiencia, del esfuerzo, de decenas de personas que han reflexionado antes que yo… Por tanto, yo soy en cierta medida deudor de esa herencia. Pero, al mismo tiempo, soy acreedor porque esa herencia debe repartirse entre todos los seres humanos. La RB sería un efecto doble de ello. Por un lado, sería la expresión de su "reparto", la consecuencia de que todas las personas sin distinción tenemos el derecho de apropiarnos de lo que es común. Y a la hora de financiarla en desigual medida a través de nuestro ingreso (cuando se financian a través del IRPF) estamos reconociendo que también somos deudores hacia los demás porque nos hemos beneficiado más (si mayor es nuestro ingreso) de esa herencia.

 

 

-¿Por qué que la renta de la RB fuera una renta secundaria sería un problema de orden normativo?

 

Esto es un asunto teórico complejo, quizá demasiado abstracto. Que sea una renta secundaria (es evidente que lo es cuando se financia a través del IRPF) significa que procede de una renta generada previamente. Por tanto, para que se perciba, es preciso establecer un criterio de reparto (de re-distribución) que tiene que ser forzosamente normativo, es decir, político.

 

 

-¿Cuáles son las objeciones filosóficas que consideras más importantes a la RB?

 

Por un lado estaría los de los ultraliberales que consideran que todo lo que sea resultado de una decisión política es una imposición. Pero por esa razón también lo sería la medida de circular por la izquierda o la derecha.

 

Más en serio, creo que la principal es si se acepta o no que se perciba una renta que alguien ha generado previamente sin contraprestación. Además de algunas razones técnicas o de coste, se trata de una objeción normativa que es muy difícil dilucidar en ese plano.

 

 

-¿Cuáles son las ventajas “de género” de la RB? Y ¿cuál es la crítica feminista a la RB?

 

Las supuestas ventajas son que empoderan a las mujeres que en el seno del hogar no tienen autonomía económica y que les permite decidir más libremente sobre su vida. Lo primero parece evidente pero lo que no lo es tanto es que mejore la posibilidad de que las mujeres se liberalicen de la especialización patriarcal del trabajo que las ha confinado en los trabajos domésticos. Puede encerrarlas más ahí. No es fácil saber qué pasaría si se aplicara una renta básica universal.

 

No creo que se pueda hablar de "una" crítica feminista a la RB por la misma razón de que no se puede hablar de feminismo en singular. Desde el punto de vista del análisis teórico y político hay varios feminismos y cada uno contempla la renta básica de una manera. Unas corrientes la defienden y otras son muy críticas con ella.

 

 

-Si el objetivo de la RBU es el alcanzar la “libertad real”, “vencer la pobreza”, o asegurar un suelo mínimo para todo el mundo, ¿por qué no bastaría también un trabajo garantizado o un subsidio condicionado?

 

Los defensores de la RB dan un buen número de argumentos para tratar de justificar que debe ser incondicional: razones de coste, morales, de eficacia… En mi libro he tratado de exponerlas de la manera más sencilla posible y también la contrargumentación que se dan desde otras posiciones.

 

 

-¿Existen razones de orden moral –y no solo de eficacia o eficiencia- para apostar por la RB en detrimento de otras medidas? ¿Acaso no son posibles sistemas que no incurran en trampas de la pobreza o del paro?

 

Razones la hay, desde luego que sí. La cuestión es que esas razones sean o no compartidas. Y es evidente que el debate sobre principios morales no es objetivable. Precisamente, yo termino concluyo en mi libro que siendo inevitable que el debate sobre la RB esté impregnado de diferentes consideraciones éticas que no se puede dilucidar objetivamente, es imprescindible que haya mecanismos de información y deliberación, de revelación de preferencias y de decisión que sean democráticos porque, si no, sólo podría recurrirse a la imposición pura y dura para imponer o para no imponer una medida como la renta básica. Hay que tratar de objetivar lo que es objetivable y de garantizar que la inevitable divergencia moral se resuelva democráticamente.

 

 

-Finalizado este libro cuál es tu opinión al respecto: ¿apostarías por implantar la RB?

 

Tengo la convicción de que es un imperativo ético evitar que haya personas sin ingresos suficientes para sobrevivir con dignidad. No creo que a corto plazo la renta básica universal sea una fórmula viable ni económica ni políticamente. Pero creo que es una propuesta (la universalidad, la incondicionalidad, por ejemplo) que tiene ventajas que se deberían discutir porque no implican necesariamente lo que a veces se quiere hacer que implica (crear vagos, paro…). Me preocupa, eso sí, que podría dar lugar a una sociedad definitivamente fragmentada. Creo que hay que avanzar y que se puede avanzar en la línea de distribuir la riqueza y el ingreso de modo más igualitario en la generación primaria y no sólo en la secundaria. Con carácter inmediato, pondría sobre la mesa fórmulas de transición y vías de financiación del bienestar novedosas. Estamos haciendo frente a problemas del futuro ya presente con el pasado que ya casi no existe.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Buscador

Entrevistas

Qué opinan las voces más destacadas sobre los asuntos más candentes.s

Series

Diversos temas tratados con mayor profundidad y extensión en formato de series de artículos monotemáticos

colabora.jpg

Si quieres quieres criticar o complementar este texto, si no compartes su perspectiva, no lo dudes, haznos tu propuesta a la redacción.

¿En desacuerdo con este artículo?

Please reload

Revista Libertalia

Filosofía y Humanidades

  • Twitter - Revista Libertalia
  • Facebook - Revista Libertalia
  • LinkedIn - Revista Libertalia
  • SoundCloud - Revista Libertalia

Revista Libertalia es un proyecto sin ánimo de lucro ni línea editorial centrado en la filosofía y las humanidades.

 

Nuestro objetivo es promover la reflexión seria y profunda entre gente joven de dentro y fuera de la academia, tratando los diversos temas de forma compleja, pero con un lenguaje claro y directo.

 

Si estás interesado en colaborar con nosotros no lo dudes, enviándonos tus textos; nuestro equipo estará a tu disposición para acompañarte en el proceso de edición y publicación;  o bien ayudándonos a financiarnos a través de Patreon. 

Recibe la Newsletter