El movimiento abortista en España

03/11/2018

En 1975 con la muerte del caudillo Francisco Franco se ponía fin a una dictadura que había durado más de 35 años, y a la vez, España se abría de nuevo al marco europeo permitiendo así la entrada de ideas liberales que hasta el momento habían sido censuradas. Posiblemente los planteamiento que tuvieron una repercusión más notable en la sociedad fueron los creados en Estados Unidos durante los años sesenta con el desarrollo de la nueva ola feminista (que ya expliqué en mi artículo sobre Lou Salomé). Estas nuevas ideas influenciaron enormemente a las españolas que contemplaron como en los países de su alrededor como en Francia ya se habían producido la liberación de la mujer, mientras ellas seguían encadenadas al marido o de alguna otra figura masculina. Dos años más tarde, en 1977, los primigenios colectivos feministas organizaron las primeras manifestaciones para pedir el derecho al divorcio, al matrimonio igualitario, y al aborto.

 

El proceso para la legalización del aborto se inició en 1985 con el gobierno socialista encabezado por Felipe González. La ley supuso un cambio de mentalidad y una ruptura  con la enorme influencia que hasta el momento había tenido la Iglesia sobre la moral y la sociedad. Sin embargo, no solucionó gran cosa, por cuanto solo permitía abortar en tres casos: Hasta las 12 primeras semanas en caso de violación siempre y cuando se hubiera presentado una denuncia; en caso de malformación del feto hasta las 22 semanas, requiriéndose para ello un informe de dos médicos; y aborto sin límite temporal en caso de existir riesgo grave para la salud o vida de la madre, requiriéndose también un informe médico de la especialidad correspondiente y de un profesional distinto al que iba a practicar el aborto. Los casos fuera de estos supuesto siguieron estando castigados con penas que oscilaban entre seis mese y un año de prisión dependiendo de la situación.

 

Los grupos feministas vieron insuficiente la legislación y continuaron las manifestaciones para reclamar un aborto libre, pero las protestas no fueron recibidas por el gobierno hasta el año 2010. El nuevo ejecutivo socialista encabezado por José Luís Rodríguez Zapatero aprobó una nueva ley del aborto - la llamada Ley de Salud Sexual y Reproductiva de la Interrupción Voluntaria del Embarazo- donde, ya sí, se permitía poner fin a la gestación en las primeras catorce semanas. Además, este derecho se expandía a las menores de edad de 16 años que incluso no necesitaban ningún permiso familiar para hacerlo.

 

No obstante, en 2011 el PP entraba a gobernar con mayoría absoluta, y comenzaba a cuestionar moralmente la nueva legislación sobre el aborto hasta el punto que en 2013 el entonces ministro de Justicia Alberto Ruíz-Gallardón propuso abolirla argumentando que “vulnera el equilibrio en la protección de los derechos del feto y de la mujer que impuso el Tribunal Constitucional en su sentencia de 1985, porque desprotege al nasciturus en las primeras 14 semanas de embarazo”[1]. De este modo propuso una nueva ley -Ley de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazado- basada en la legislación de 1985 pero añadiendo importantes restricciones  ya que la presencia de malformaciones fetales gravísimas no iba a ser motivo para interrumpir la legislación.

 

Las mujeres  salieron a la calle para defender su libertad de poder decidir sobre su cuerpo como habían hecho durante más de treinta años. Realizaron diversos proyectos y actividades simbólicas como la creación de un anuncio publicitario sobre una aerolínea llamada "Abortion Travel. La agencia que jamás debería existir dedicada a ofrecer paquetes de hotel + clínica en diversos países europeos donde poder abortar".

 

 

Abortion Travel. La agencia que jamás debería existir

 

La industria audiovisual también se unió a la lucha. Un grupo de mujeres cineastas elaboraron un documento titulado Yo decido. El tren de la libertad[2] para presionar al gobierno filmando el “making off” de la manifestación masiva del 1 de Febrero del 2014 así como, las diversas movilizaciones que se produjeron por toda Europa para apoyar el movimiento feminista y prevenir un posible efecto dominó. Además, encontramos pequeños actos reivindicativos por diversas ciudades de nuestra geografía.

 

Finalmente, el ministro Gallardón, debido a la gran movilización y repercusión que hubo tanto a nivel estatal como europeo, decidió echar atrás su propuesta y dimitir de su puesto dentro del ejecutivo, aunque no sin antes modificar la ley de 2010 para que ahora las menores sí necesitasen el consentimiento de sus familiares para poder abortar.

 

En la actualidad, Pablo Casado, el nuevo dirigente del Partido Popular, vuelve a cuestionar la ley del aborto vigente porque según él “el aborto no es un derecho. No puede ser barra libre, y un colador como con esta ley”[3], y promete a sus votantes recuperar el proyecto de Gallardón, pero esta vez a partir de un consenso político si llegara a ser presidente en la próxima legislatura: “No hay nada más progresista que defender la vida, ni nada más necesario que defender la natalidad (…). Eso no es de derechas ni de izquierdas, es la base social de cualquier país. (Hay que) volver al consenso social de los ochenta y noventa del PSOE y del PP que Zapatero rompió con fines electorales”[4]. Hasta dentro de dos años no podremos saber si el objetivo de Casado se hará realidad, pero una cosa esta clara: si esto ocurre las feministas volveremos a salir a la calle para defender nuestra libertad a decidir sobre nuestro cuerpo.

 

 

[1] Gutiérrez, Vera. El Gobierno aprueba la ley del aborto más restrictiva de la democracia. [En línea]. 2013 <https://elpais.com/sociedad/2013/12/20/actualidad/1387544028_883233.html> [Consulta: 27 de Octubre de 2018]

[2] Documental: Yo decido. El Tren de la Libertad [En línea]. 2014 https://www.eldiario.es/sociedad/DOCUMENTAL-decido-tren-libertad_0_280322343.html [Consulta 25 de Octubre de 2018]

[3] Remacha, Belén. Lo que propone Casado contra el aborto: volver a una ley de los 80 que ya tumbó al ministro Gallardón. [En línea]. 2018 https://www.eldiario.es/politica/propone-Casado-aborto-devolveria-Gallardon_0_795820692.html [Consulta 25 de Octubre de 2018]

[4] Remacha, Belén., op. cit.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Buscador

Entrevistas

Qué opinan las voces más destacadas sobre los asuntos más candentes.s

Series

Diversos temas tratados con mayor profundidad y extensión en formato de series de artículos monotemáticos

colabora.jpg

Si quieres quieres criticar o complementar este texto, si no compartes su perspectiva, no lo dudes, haznos tu propuesta a la redacción.

¿En desacuerdo con este artículo?

Please reload

Revista Libertalia

Filosofía y Humanidades

  • Twitter - Revista Libertalia
  • Facebook - Revista Libertalia
  • LinkedIn - Revista Libertalia
  • SoundCloud - Revista Libertalia

Revista Libertalia es un proyecto sin ánimo de lucro ni línea editorial centrado en la filosofía y las humanidades.

 

Nuestro objetivo es promover la reflexión seria y profunda entre gente joven de dentro y fuera de la academia, tratando los diversos temas de forma compleja, pero con un lenguaje claro y directo.

 

Si estás interesado en colaborar con nosotros no lo dudes, enviándonos tus textos; nuestro equipo estará a tu disposición para acompañarte en el proceso de edición y publicación;  o bien ayudándonos a financiarnos a través de Patreon. 

Recibe la Newsletter