El movimiento feminista rompe barreras culturales

09/05/2018

Este año se cumplen 100 años desde que la lucha de las Sufragistas dio sus primeros frutos, permitiendo que algunas mujeres inglesas –solo las mujeres casadas de más de 30 años -pudieran votar por primera vez. Podemos decir que a partir de ese momento el movimiento feminista empezó a penetrar en todos los ámbitos de nuestra sociedad, pero no fue hasta finales de los años 80 que se comenzaron a publicar importantes ensayos reivindicando el papel de la mujer en la cultura.

 

Estos trabajos tuvieron como consecuencia que las instituciones museísticas realizaran diversos estudios para comprobar si había algún error en la autoría de sus obras. Un ejemplo fue el Museo del Prado que en el año 2000 después de diversos análisis formales y estilísticos descubrieran que la pintora italiana Sofonisba Anguissola –sobre la que hablé en el artículo Belleza y arte -era quién realmente realizaba los cuadros oficiales del rey Felipe II y su familia entre 1532-1625. Hecho muy significante ya que, la convertía  en la única mujer en ocupar el cargo de pintora de cámara en una corte real, posición a la que tan solo logró acercarse un poco Vigée Le Brun que fue la pintora oficial de Maria Antonieta. No obstante, a pesar de las féminas descubiertas, hoy en día muchas artistas siguen sin ser expuestas en las salas de los museos como denuncia Laura Freixas, que fue presidenta de la asociación Clásicas y Modernas hasta 2017:

 

Las mujeres en la cultura estamos doblemente invisibilizadas: somos invisibles, pero además, el hecho de que seamos invisibles resulta invisible a su vez. Está tan naturalizada la exclusión de las mujeres, que nadie parece reparar en ella, ni siquiera las interesadas”[1]

 

Por otro lado, muchas autoras que se encuentran dentro del movimiento feminista han derramado mares de tinta denunciando como las mujeres somos plasmadas en el cine de animación. Destacan en especial, los fairy tales (cuentos de hadas) donde las princesas son representadas como personas débiles, inocentes, y cuyo fin es casarse con un hombre del cual dependerá su vida. Esta crítica la recoge de forma extraordinaria Raquel Córcoles (Moderna del Pueblo) en su cómic Idiotizadas donde reinterpreta los cuentos de las archiconocidas Sirenita, Cenicienta y Blancanieves (en el libro: La sirenita pescada, Zorricienta y Gordinieves) al contexto del siglo XXI, y transformando a las princesas en mujeres empoderadas e independientes. 

 

 

 

No obstante, cada vez más son los príncipes azules los que acaparan el punto focal de las críticas, como podemos leer en el ensayo de Roxane Gay Mala feminista donde explica:

 

En La Sirenita, el príncipe Eric tiene una gran mujer delante de sus narices, pero está tan obsesionado con una voz hermosa que escuchó una vez que no es capaz de valorar lo que tiene. En Blancanieves, el príncipe ni siquiera encuentra a Blancanieves hasta que está comatosa, y tiene tan poca imaginación que se enamora sin más de su cuerpo aparentemente exánime. En La bella y la bestia, Bella es entregada a la Bestia por su propio padre, y luego tiene que soportar las atenciones de un hombre que básicamente la ve como un mueble. Tendrá que sacrificarse y amar a una bestia de hombre para descubrir al final que en realidad es un apuesto príncipe”[2].

 

Hoy en día, lamentablemente, a consecuencia  de los horribles acontecimientos que se están produciendo estos últimos meses, el movimiento feminista vive momentos gloriosos. El pasado 8 de marzo las mujeres hicimos historia con la organización de diversas manifestaciones multitudinarias por toda España jamás vista. Cansadas de ver como nuestros derechos, por lo que nuestras antepasadas tanto lucharon, cada día van disminuyendo, y nuestra situación social es cada vez más precaria, salimos a la calle para decir BASTA.

 

Nuestra lucha cada día se expande a más ámbitos culturales. Este poderío y estas ganas de cambio comienzan a reflejarse en el mundo de la literatura. Cada día aumentan las publicaciones donde se recuperan figuras femeninas que en su época hicieron historia, pero que hoy están olvidadas. Un buen ejemplo de ello, es el gran fenómeno editorial Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes de Elena Favilli y Francesca Cavallo que junto con la colaboración de ilustradoras narran en forma de cuento la figura de una mujer para que las niñas de hoy en día tengan modelos a seguir.

 

 

 

 

Las leyendas tradicionales también se cuestionan como se pudo ver claramente el pasado Sant Jordi donde diversos artistas reivindicaron un cambio en la historia original mediante las redes sociales. Un ejemplo fue Raquel Riba Rossy creadora del personaje de Lola Vendetta que publicaba en su perfil de Instagram este mensaje:

 

Tenemos un montón de tradiciones, cuentos, de fábulas que nos hablan de mujeres ultravictimizadas que deben ser rescatadas por un machuque y animales que terminan muertos. Y yo… ¡qué queréis que os diga! Que me intenten rescatar sin que yo lo haya pedido… me estresa y hay veces que amo más a los animales que a las personas. Yo si necesito ayuda, la pido ¡Feliç Santa Jordina!

 

 

No obstante, las españolas no somos las únicas que estamos cansadas de esta historieta. En Manchester también han decidido modificar la tradición y en la biblioteca The John Rylands Library han colocado esta figurita donde la princesa vestida de bibliotecaria educa al dragón para que deje de matar.

 

 

[1] Gay, Ronane. Mala feminista. Madrid: Capitán Swing, DL, 2016, p. 195

[2] Sesé, Teresa. Sofonisba Anguissola es la única mujer que se expone en el Museo del Prado. [En línea]. 2011< http://www.lavanguardia.com/cultura/20110725/54190702191/sofonisba-anguissola-es-la-unica-mujer-cuya-obra-se-expone-en-el-prado.html > [Consulta: 29 de abril de 2018]

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Buscador

Entrevistas

Qué opinan las voces más destacadas sobre los asuntos más candentes.s

Series

Diversos temas tratados con mayor profundidad y extensión en formato de series de artículos monotemáticos

colabora.jpg

¿En desacuerdo con este artículo?

Si quieres quieres criticar o complementar este texto, si no compartes su perspectiva, no lo dudes, haznos tu propuesta a la redacción.

Please reload

Revista Libertalia

Filosofía y Humanidades

  • Twitter - Revista Libertalia
  • Facebook - Revista Libertalia
  • LinkedIn - Revista Libertalia
  • SoundCloud - Revista Libertalia

Revista Libertalia es un proyecto sin ánimo de lucro ni línea editorial centrado en la filosofía y las humanidades.

 

Nuestro objetivo es promover la reflexión seria y profunda entre gente joven de dentro y fuera de la academia, tratando los diversos temas de forma compleja, pero con un lenguaje claro y directo.

 

Si estás interesado en colaborar con nosotros no lo dudes, enviándonos tus textos; nuestro equipo estará a tu disposición para acompañarte en el proceso de edición y publicación;  o bien ayudándonos a financiarnos a través de Patreon. 

Recibe la Newsletter