Filosofía en las aulas: importante, interesante, útil

¡Qué rabia los artículos que defienden la filosofía en las aulas! Ui, perdón, empecemos por el principio.

 

Hace ya varios años que en diversos periódicos se va colando un artículo en defensa de la enseñanza de filosofía. Y digo uno porque si bien puede parecer que haya varios, son solo refritos cursis de los tópicos de siempre. Y digo tópicos porque no hay verdaderos argumentos. Más bien eslóganes grandilocuentes y generalísimos como “sin filosofía no hay democracia”.

 

Pero es que aun si ese mantra fuese cierto sería estúpido repetirlo porque la gente que va a quitar la filosofía ni le importa la filosofía ni mucho menos la democracia. (Y diría que a la opinión pública tampoco mucho) Si queremos convencer a los que mandan (y a la opinión pública) tendremos que hablar su lenguaje: muchos números, estadísticas, y comparaciones con Dinamarca, Suecia y Alemania. (Países en los que casualmente sí se enseña filosofía)

Sin embargo, no creo que esto pase, porque lo que motiva a muchos de los “defensores de la filosofía” a escribir sus artículos no es más que el bombo que pueden darse de intelectuales muy preocupados por el presente.

 

Para comprobarlo solo es necesario fijarse en el infantil retrato que hacen de ella: “La filosofía le da sentido a la vida”, “La filosofía nos permite comprender el presente”, “La filosofía nos hace más humanos”, -y la peor de todas- “La filosofía nos ayuda a ser felices”. Y todo ello acompañado de citas de autores requetemuertos promoviendo aún más esta negativa imagen de la filosofía como algo anticuado y casposo sin lugar en el mundo de la ciencia y la tecnología.

 

“Eso no es verdad, tú mismo has dicho que la idea principal en estos artículos es que sin filosofía se pierde en calidad democrática, en valores, en espíritu crítico etc.” Bien, de acuerdo, pero no avanzamos demasiado. De hecho, esta idea solo muestra el desconocimiento acerca de lo que la filosofía realmente es, pues si el sentido de enseñar filosofía fuese su “utilidad política” solo debería enseñarse lo que se conoce como filosofía práctica: ética y política. En cambio, la metafísica, la lógica, la epistemología y todas las otras ramas de la filosofía que ya se enseñan en bachillerato deberían desaparecer. ¿Eso es lo que proponen? ¿Transformar la enseñanza de filosofía en una nueva “educación para la ciudadanía”?

 

La filosofía no sirve para casi nada e intentar probar lo contrario pervierte su valor principal. Me explico: parece ser que la filosofía es muy interesante. No lo digo yo, lo han publicado hace poco en un rompedor estudio los profesores Obvio y Evidente. Lo que ha llevado a algunos radicales del sentido común a pensar que, como en las aulas debe impartirse conocimientos interesantes, quizá debería impartirse filosofía. ¿Qué locura verdad?

 

Quizá no se entienda porqué me molesta que se quiere mostrar la utilidad de la filosofía. ¿Qué mal puede haber en ello? Un ejemplo quizá lo aclare: imaginemos que en una sociedad del futuro la tecnología hubiese avanzado hasta el punto de librarnos de todas las enfermedades. ¿Significaría eso que ya no tendría sentido enseñar anatomía y fisiología humana? ¿Sería estúpido que los niños aprendiesen que tenemos huesos, órganos, células…? No, claro que no. Ese conocimiento sería totalmente inútil pero sería un despropósito no tener ni una idea aproximada de cómo estamos hechos.

 

Al oír hablar de la –más que forzada- utilidad de la filosofía siento como si, al intentar vender el mejor deportivo del mercado, fijásemos la atención del cliente en el bello acabado del cenicero y nos olvidásemos por completo de los 300 caballos que guarda bajo el capó. La filosofía es muy interesante y ese es su principal valor. Revindicar otra cosa no conseguirá que la sociedad la descubra y la valore.

 

Hablar de la utilidad de la filosofía es hacerle un flaco favor tanto a la filosofía en particular como a la educación en general. Entrar en el juego de lo que es útil y de los que es inútil es un error de base, y más para la filosofía. Propongamos una defensa honesta de la filosofía, sin maquillajes acomplejados: preguntemos si los jóvenes tiene derecho a una educación de calidad, o meramente a que se los prepare para el mundo laboral. Es decir, que meramente se les enseñe “lo que es útil”.

 

¿Insisto, es que solo debemos enseñar “cosas útiles”?¿Preparar a los jóvenes para que encuentren un trabajo? Porqué si es así propongo que cambiemos el nombre a las cosas: no hablemos del Ministerio de Educación, hablemos meramente del Ministerio de Formación Profesional, y refundámoslo con el Ministerio de Empleo.

 

En resumen, la polémica en torno a la enseñanza de la filosofía debería cifrarse en si de verdad nos creemos aquello de que el conocimiento es un valor en sí mismo, o si por el contrario eso es algo que solo  decimos cuando queremos quedar bien.

 

No prostituyamos a la filosofía, reivindiquémosla en su verdadero valor: la filosofía es terriblemente interesante. Qué manía más tonta con que todo sirva. No perdamos el norte con la utilidad que, como decía aquel, servir es de sirvientes.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Buscador

Entrevistas

Qué opinan las voces más destacadas sobre los asuntos más candentes.s

Series

Diversos temas tratados con mayor profundidad y extensión en formato de series de artículos monotemáticos

colabora.jpg

Si quieres quieres criticar o complementar este texto, si no compartes su perspectiva, no lo dudes, haznos tu propuesta a la redacción.

¿En desacuerdo con este artículo?

Please reload

Revista Libertalia

Filosofía y Humanidades

  • Twitter - Revista Libertalia
  • Facebook - Revista Libertalia
  • LinkedIn - Revista Libertalia
  • SoundCloud - Revista Libertalia

Revista Libertalia es un proyecto sin ánimo de lucro ni línea editorial centrado en la filosofía y las humanidades.

 

Nuestro objetivo es promover la reflexión seria y profunda entre gente joven de dentro y fuera de la academia, tratando los diversos temas de forma compleja, pero con un lenguaje claro y directo.

 

Si estás interesado en colaborar con nosotros no lo dudes, enviándonos tus textos; nuestro equipo estará a tu disposición para acompañarte en el proceso de edición y publicación;  o bien ayudándonos a financiarnos a través de Patreon. 

Recibe la Newsletter