La falacia de los sorites

 


Una de las falacias más antiguas, pero también más presente hoy en día, es la falacia de los Sorities, término que en griego antiguo denominaba el concepto montón o pila. Como indica su nombre se trata de una trampa dialéctica que recibimos del mundo clásico, y que se atribuye, junto a otras, a Eubulides de Mileto, un pensador griego del siglo IV a.C.

 

No se conoce mucho de su vida aunque suponemos que fue maestro del orador Demóstenes -a quien ayudó a corregir sus defectos de pronunciación. Tampoco nos ha llegado su obra pero sabemos que fue biógrafo del mítico Diógenes de Sínope -a quien seguramente dedicaremos alguna entrada- y un enemigo declarado del gran Aristóteles, que en absoluto apreciaba esta clase de argumentos erísticos, esto es, argumentos puramente retóricos y desconectados de toda verdad [1].

 

¿En qué consiste este sofisma? La falacia explota maliciosamente la vaguedad de ciertos conceptos con el objetivo de identificar cosas o hechos bien diferentes. Veámoslo con el ejemplo clásico. Imaginemos una pila de arena, una pila normal y corriente. Pues bien, a primera vista todos aceptaríamos que si se trata efectivamente de una pila de arena, quitarle un mero granito de arena no afectará en absoluto. Es decir, que seguirá siendo una pila de arena. Y viceversa, si algo no es una pila de arena, no conseguirá serlo tras añadirle un insignificante granito de arena más. O como se dice popularmente: un euro más o un euro menos no hará a nadie rico, ni pobre.

 

Pero ¡ahá! ya hemos admitido más de lo que debíamos. Aceptar estas afirmaciones nos llevaría a concluir que 1 solo grano de arena puede ser una pila de arena, y que cientos de miles de millones de granos de arena seguirían sin ser una pila de arena. Sí, sí fijémonos: si n es una pila de arena, hemos aceptado que n-1, seguirá siendo una pila de arena. Pero entonces deberíamos poder decir con confianza que (n-1) al ser aún una pila de arena seguirá siéndolo tras restarle otro insignificante grano. Es decir, que (n-1)-1, seguiría siendo una pila de arena. Algo sin duda cierto, pero que ya evidencia la pendiente paradójica a la que nos conduce según la cual podemos ir restando grano tras grano de forma indefinida y aun así tener una pila de arena.

 

Es decir, al admitir que si algo es una pila de arena, entonces se le puede restar un grano sin miedo a que deje de ser una pila de arena, entonces sucede lo visto: cogemos una pila de arena, le restamos un grano y seguimos teniendo una pila de arena. Si le restáramos otro grano, otro grano, otro grano…  deberíamos tener aún una pila de arena. Ya se ve, sin embargo, que un razonamiento así no es posible.

 

La falacia se basa en la indefinición o vaguedad de los algunos conceptos. Como no es posible trazar una línea precisa entre lo que es una pila y lo que no, nos vemos obligados a concluir que 1 grano y una pila son la misma cosa.

 

Pero...dicho esto, ¿qué aplicación tiene esta falacia a día de hoy? Mucha, como tantas otras ideas del mundo clásico. Por citar sólo un ejemplo: este mismo recurso tramposo es muy habitual en bioética, donde se argumenta que como no es posible trazar una línea precisa entre lo que es un mero embrión y un ser humano, se concluye que el estatuto moral de ambos debe ser idéntico. No obstante, y como acabamos de ver, que cosas distintas estén unidas por un proceso de cambios continuo no implica que sean la misma cosa, o que deban recibir el mismo trato. Como decía J.J Thomson también es imposible determinar el punto exacto en que la semilla deja de ser semilla para ser árbol, pero eso no convierte al árbol en una mera semilla ni viceversa [2].
 

[1] Parain, B (1980). "Historia de la Filosofía", Siglo XXI Editores. 
[2] Thomson, J.J (1971). "A defense of abortion". Philosophy and Public Affairs 1 (1):47-66.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Buscador

Entrevistas

Qué opinan las voces más destacadas sobre los asuntos más candentes.s

Series

Diversos temas tratados con mayor profundidad y extensión en formato de series de artículos monotemáticos

colabora.jpg

Si quieres quieres criticar o complementar este texto, si no compartes su perspectiva, no lo dudes, haznos tu propuesta a la redacción.

¿En desacuerdo con este artículo?

Please reload

Revista Libertalia

Filosofía y Humanidades

  • Twitter - Revista Libertalia
  • Facebook - Revista Libertalia
  • LinkedIn - Revista Libertalia
  • SoundCloud - Revista Libertalia

Revista Libertalia es un proyecto sin ánimo de lucro ni línea editorial centrado en la filosofía y las humanidades.

 

Nuestro objetivo es promover la reflexión seria y profunda entre gente joven de dentro y fuera de la academia, tratando los diversos temas de forma compleja, pero con un lenguaje claro y directo.

 

Si estás interesado en colaborar con nosotros no lo dudes, enviándonos tus textos; nuestro equipo estará a tu disposición para acompañarte en el proceso de edición y publicación;  o bien ayudándonos a financiarnos a través de Patreon. 

Recibe la Newsletter