La interpretación de los delitos de odio


Un mecánico catalán ha sido denunciado por un delito de incitación al odio por negarse, según sus propias palabras, a reparar los vehículos de la Policía Nacional y la Guardia Civil tras las cargas policiales del 1 de Octubre. Se le imputa el delito del art.512 CP que dice:

Los que en el ejercicio de sus actividades profesionales o empresariales denegaren a una persona una prestación a la que tenga derecho por razón de su ideología, religión o creencias, su pertenencia a una etnia, raza o nación, su sexo, orientación sexual, situación familiar, por razones de género, enfermedad o discapacidad, incurrirán en la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio, industria o comercio e inhabilitación especial para profesión u oficio educativos, en el ámbito docente, deportivo y de tiempo libre por un periodo de uno a cuatro años.

¿Son los hechos descritos constitutivos de este delito? La cuestión puede parecer sencilla, pero requiere la solución de un problema jurídico muy complejo relativo a la interpretación de las leyes penales.

A primera vista alguien podría considerar que los actos realizados caen fuera del tipo descrito pues en él no se recoge nada que tenga que ver con negar a alguien una prestación por el hecho de ejercer determinada profesión. (Podría haber la tentación de entender que se trata de una discriminación por motivos ideológicos -algo que sí recoge el artículo- pero no sería acertado: el mecánico negó la prestación a los policías por motivos ideológicos sí, pero no porqué los policías tuviesen determinada ideología).

No obstante, ¿no sería más coherente con el artículo el que “ejercer determinada profesión” también formase parte de su texto? Para que esto fuese el caso deberíamos saber qué grupos está intentando proteger el artículo. No obstante, descubrir el criterio que rige el artículo -su espíritu- no es sencillo. Fijémonos:

  • No todos los grupos descritos son grupos sociales minoritarios (p.ej. ni hombres ni mujeres son un grupo social minoritario.)

  • No todos los grupos descritos están marginados o en peligro (p.ej. no existe discriminación hacia los heterosexuales pero aun así se recoge el motivo “orientación sexual”).

  • No todos los grupos han sido perseguidos o marginados en algún momento de la historia (p.ej. la discriminación por cuestión de género parecería ser algo reciente).

  • No todos los grupos descritos son grupos la discriminación contra los cuales está constitucionalmente prohibida de forma explícita (p.ej. En la Constitución nunca se habla de orientación sexual). ¿Puede que sean grupos protegidos en algún texto internacional? Poco importa, pues la misma pregunta que hacemos ahora se repetiría: ¿Qué criterio rige ese texto internacional?

Luego, ¿qué criterio rige la composición de este artículo? ¿Se podría considerar delito de odio si la discriminación fuese en base a la clase social a la que uno perteneciese, a la forma de vestir, al equipo del que se fuese seguidor? ¿Son todos los prejuicios susceptibles de engendrar delitos de odio?

Imaginemos que diésemos con una respuesta satisfactoria, de forma que pudiésemos saber si “ejercer determinada profesión” forma parte evidente del “espíritu de la ley”. Es decir, imaginemos que supiéramos con precisión en qué consisten los delitos -desafortunadamente calificados como- de odio. ¿Significa eso que la actuación del acusado sería constitutiva de delito? No necesariamente, pues nos encontraríamos con el siguiente problema más profundo.

Si bien es cierto que a la hora de interpretar las leyes uno debe atender fundamentalmente al espíritu y finalidad de las mismas (art.3 del Código Civil), también es cierto que el mismo Código Civil prescribe las interpretaciones analógicas en materia criminal (art.4.1). ¿Es eso coherente? O dicho de otro modo ¿puede uno ir más allá de lo que está escrito -atendiendo así al espíritu- sin incurrir al mismo tiempo en una interpretación analógica de la norma? Esta es la cuestión más profunda a la que hacía referencia: ¿Qué límites interpretativos conlleva el principio de legalidad en cuestiones penales, cómo de extensiva puede ser nuestra interpretación sin que empiece a ser contraria a Derecho?

#Legalidad #CódigoCivil #CódigoPenal #Delitosdeodio

Buscador

Entrevistas

Qué opinan las voces más destacadas sobre los asuntos más candentes.s

Series

Diversos temas tratados con mayor profundidad y extensión en formato de series de artículos monotemáticos

colabora.jpg

¿En desacuerdo con este artículo?

Si quieres quieres criticar o complementar este texto, si no compartes su perspectiva, no lo dudes, haznos tu propuesta a la redacción.

Revista Libertalia

Filosofía y Humanidades

  • Twitter - Revista Libertalia
  • Facebook - Revista Libertalia
  • LinkedIn - Revista Libertalia
  • SoundCloud - Revista Libertalia

Revista Libertalia es un proyecto sin ánimo de lucro ni línea editorial centrado en la filosofía y las humanidades.

 

Nuestro objetivo es promover la reflexión seria y profunda entre gente joven de dentro y fuera de la academia, tratando los diversos temas de forma compleja, pero con un lenguaje claro y directo.

 

Si estás interesado en colaborar con nosotros no lo dudes, enviándonos tus textos; nuestro equipo estará a tu disposición para acompañarte en el proceso de edición y publicación;  o bien ayudándonos a financiarnos a través de Patreon. 

Recibe la Newsletter