¿Tiene sentido pedir diálogo?


A raíz del movimiento “#hablamos? parlem?”, así como de las constantes apelaciones al diálogo desde muchos sectores yo me pregunto ¿Tiene sentido pedir diálogo?

Es obvio que el diálogo siempre es preferible a cualquier otra forma no-pacífica de resolver los conflictos. Ahora bien, más allá de esta perogrullada, ¿tiene sentido pedir diálogo?

En mi opinión la petición de diálogo tiene dos lecturas. O bien no se está comprendiendo el conflicto, o bien se quieren decir medias verdades. Me explico.

En primer lugar destacaría que cuando se habla de diálogo debemos entender que lo que realmente se pide es negociación, pues no se trata de que Rajoy y Puigdemont se vayan de picnic a intercambiar posturas, compartir opiniones… se trata de que lleguen a acuerdos. No obstante, de ser así, creo que cabría concluir que, quienes lanzan estas bienintencionadas peticiones, no comprenden adecuadamente el conflicto.

Y esto es así porqué en toda negociación lo que se necesita es que alguien ceda. Que ceda a cambio de algo, pero que ceda al fin y al cabo. Sin embargo, esta cesión intrínseca a toda negociación aquí no es posible. Ambas posiciones están dispuestas a absolutamente todo menos a ceder ni un milímetro en aquello que justamente exige el contrario. O dicho de otro modo, la negociación es imposible porque no hay ninguna postura en que ambos estarían mínimamente satisfechos. No hay ningún acuerdo posible lo suficientemente apetitoso como para desbloquear el conflicto. Cualquier acuerdo de paz sería una derrota humillante para uno de los bandos, por lo que la guerra siempre compensa.

No sucede pues, como –p.ej- en una negociación sindical, en que quizás el empresario no quiera subir sueldos pero pueda aumentar las vacaciones, flexibilizar el horario o mejorar las condiciones de trabajo. No, aquí las únicas cesiones que son posibles son del todo irrelevantes para el adversario. Ambos bandos están tan ideológicamente acorralados por sus propios postulados que, aunque quisieran, no podrían ceder.

En este sentido digo que aquellos que piden diálogo no comprenden realmente el conflicto. El choque de trenes no se da meramente a nivel político o jurídico, se da también a nivel ideológico. La negociación es inaceptable para ambos bandos porque implicaría recular en sus valores más fundamentales. No ceder es, para ellos, una cuestión de principios. Hay que aguantar la vela, pese lo que pese. Negociar sería traicionar.

De ahí que los actores que menos estén por el diálogo sean –simplificando- Rajoy y Puigdemont, porque evidencian sin complejos que lo que quieren no es negociar, sino que el otro se rinda completamente.

No obstante, esta no es la única interpretación posible a las muchas apelaciones al diálogo/negociación. Hay otros sectores que también hacen del diálogo su bandera a la vez que comprenden perfectamente la naturaleza del conflicto.

¿Por qué entonces repiten también diálogo, diálogo, diálogo? Yo me inclino a pensar que, aunque pidan diálogo, lo cierto es que dejan bastante claro de qué lado están. Es decir, creen que la solución pasa porque uno de los dos bandos ceda a las peticiones del contrario. Por ejemplo, Podemos pide diálogo, pero eso sí, diálogo para concretar cómo se hace un referéndum vinculante. PSOE pide diálogo, eso sí, diálogo para concretar cómo, habiendo olvidados ya cualquier ínfula secesionista, se concreta un nuevo estado federal.

Esto es, maquillan las controvertidas propuestas particulares con continuas apelaciones a algo tan incontrovertido como el diálogo y la negociación. Así pueden defender lo que quieren a la vez que mantienen una buena apariencia.

¿Tiene pues sentido pedir diálogo? No lo creo: o bien se desconoce el problema, o bien se intentan decir medias verdades.

#IndependenciaCatalana #Movimientospolíticos #Negocación #Partidospolíticos

Buscador

Entrevistas

Qué opinan las voces más destacadas sobre los asuntos más candentes.s

Series

Diversos temas tratados con mayor profundidad y extensión en formato de series de artículos monotemáticos

colabora.jpg

¿En desacuerdo con este artículo?

Si quieres quieres criticar o complementar este texto, si no compartes su perspectiva, no lo dudes, haznos tu propuesta a la redacción.

Revista Libertalia

Filosofía y Humanidades

  • Twitter - Revista Libertalia
  • Facebook - Revista Libertalia
  • LinkedIn - Revista Libertalia
  • SoundCloud - Revista Libertalia

Revista Libertalia es un proyecto sin ánimo de lucro ni línea editorial centrado en la filosofía y las humanidades.

 

Nuestro objetivo es promover la reflexión seria y profunda entre gente joven de dentro y fuera de la academia, tratando los diversos temas de forma compleja, pero con un lenguaje claro y directo.

 

Si estás interesado en colaborar con nosotros no lo dudes, enviándonos tus textos; nuestro equipo estará a tu disposición para acompañarte en el proceso de edición y publicación;  o bien ayudándonos a financiarnos a través de Patreon. 

Recibe la Newsletter